Mapas conceptuales y comunicación médico-paciente. Tesis de José Ramón Loayssa.



"En la tesis doctoral abordamos la existencia de un conocimiento no consciente del médico que explica su comportamiento profesional durante la relación con los pacientes. En este sentido advertimos que los médicos no son conscientes de gran parte de las reglas que utilizan para decidir su modo de relacionarse con el paciente. Sin embargo, apreciamos que la confianza es la característica deseable más citada de la relación médico-paciente y ésta depende tanto de la honestidad del paciente como de la competencia técnica del médico". Esta es una de las conclusiones de la tesis "Teoría Declarada y Teoría en la acción de los médicos sobre la relación médico-paciente" que defendió en la Universidad Pública de Navarra el Director del Centro de Salud de Noain, José Ramón Loayssa Lara, dirigida por el catedrático Fermín González García. El trabajo recibió la calificación de sobresaliente cum laude de un tribunal presidido por el profesor de la universidad navarra, Emilio Garrido Landívar.

José Ramón Loayssa Lara es Licenciado en Medicina y Cirugía, especialista en Medicina de Familia y Comunitaria. Además cuenta con el Master en Educación Médica por la Universidad de Dundee (Escocia) y es Diplomado en "Primary Health Care Education" por el Instituto de Educación de la Universidad de Londres. Asimismo ha cursado estudios de Especialización en Educación para la Salud de la Universidad de Perugia (Italia). Medico del Centro de Salud de Noain, que actualmente dirige, ha participado activamente en la docencia a residentes y médicos de familia en áreas como la educación médica, la relación médico - paciente, la atención familiar y la salud mental.

Importancia de la comunicación médico-paciente

Es de todos conocido la importancia de la comunicación médico-paciente y su repercusión en multitud de variables incluyendo la salud de los últimos. En este aspecto, han sido abundantes las investigaciones que abordan este tema. Unos trabajos que manifiestan afirma José Ramón Loayssa que "el comportamiento comunicativo de los médicos presenta deficiencias de modo que el contenido y la metodología de la formación para alcanzar una comunicación efectiva está en cuestión".

En este sentido, "a pesar de la abundancia de estudios de investigación persistían temas que no habían sido suficientemente abordados". Entre ellos destaca el investigador "la relación entre las ideas y opiniones de los médicos y su práctica real. Así se ha investigado el comportamiento de los médicos por un lado y por otro sus opiniones y conocimientos pero apenas se ha estudiado la relación entre ambos".

De este modo, la investigación desarrollada por José Ramón Loayssa pretendía "explorar los conocimientos y opiniones de los médicos sobre su relación con los pacientes, la llamada teoría declarada, y relación con la práctica formulada como teoría en la acción". Como objetivo secundario "intentamos probar que teorías de la acción de Argyris y Schon y mapas conceptuales de Novak y Gowin con el apoyo de los mapas conceptuales de la teoría del aprendizaje significativo pueden ser útiles para abordar esta cuestión y contribuir a una formación más efectiva en esta área".

Entrevistas a médicos

Tras una revisión bibliográfica de las investigaciones sobre este tema, el trabajo lleva a cabo un estudio con una muestra de conveniencia de 10 médicos de familia con experiencia en atención primaria y con perfiles de práctica diferentes. Tras una entrevista a los participantes sobre las características deseables de la relación con el paciente y la conducta apropiada del médico y el paciente se llevó a cabo una observación y audiograbación de 23 a 35 consultas de cada uno de los médicos con diferentes pacientes y problemas.

Tras la recogida de los datos, las entrevistas fueron analizadas desde una perspectiva descriptiva utilizando el análisis proposicional de conceptos y mapas conceptuales. Por otra parte, señala el investigador "las consultas fueron sometidas a un análisis inductivo basado en la teoría fundamentada hasta formular proposiciones de "sí….entonces". Además la teoría en la acción "fue comparada con la teoría declarada, yuxtaponiendo las proposiciones de ambas por su similitud temática".

Estos análisis permiten señalar a "la confianza, como la característica deseable más citada de la relación: un factor que se ve principalmente dependiente de la honestidad del paciente y la competencia técnica del médico".

En este aspecto manifiesta "hemos definido la existencia de un conocimiento no consciente del médico que explica su comportamiento profesional durante la relación con los pacientes, y descubrir su estructura. En este sentido advertimos que los médicos no son conscientes de gran parte de las reglas que utilizan para decidir su modo de relacionarse con el paciente".

Rediseño de la formación


José Ramón Loayssa afirma que del estudio se desprende que "el conocimiento predominante es de carácter personal y se usa poca terminología técnica". Además aparecen diferencias sobre la efectividad de la educación, la distancia apropiada en la relación y el abordaje de la dimensión psicosocial. Así en la práctica "destacan estrategias dirigidas a contrarrestar la medicalización de los pacientes y a expresar interés y compromiso. En este campo se practica la negociación pero predomina la directividad, sin estimulo a la participación del paciente".

La distancia en la relación y el abordaje de las dimensiones subjetivas es diferente entre los participantes que "mayoritariamente coinciden en una actitud oportunista y centrada en lo práctico de la educación, en una aceptación de lo implícito y en actuar desde presunciones no comprobadas".
Respecto a la validez de los mapas conceptuales como herramienta para representar el conocimiento de los médicos sobre la relación médico paciente, José Ramón Loayssa la ratifica. Además "hay un componente importante de conocimiento tácito que puede ser identificado mediante la articulación de la teoría en la acción. El modelo de formación debe incorporar el contraste entre la teoría en la acción y la declarada y la reflexión sobre la experiencia es el método fundamental a utilizar".

Por último manifiesta que "es necesario reconsiderar los contenidos actuales de los programas de formación". En este sentido, "esta investigación puede servir para articular un modelo de formación en esta área que tome en consideración la existencia de ese componente no consciente del conocimiento. Un modelo con modificaciones tales como reconocer la dificultad para explorar y explicitar los datos subjetivos del paciente y tener en cuenta que los médicos perciben la relación con el paciente como potencialmente conflictiva por la diferencia de objetivos del paciente y el médico. Además es necesario abordar la actitud consumista por parte de muchos pacientes que es un obstáculo de primer orden para la relación médico - paciente".